Cerco Eléctrico

El cerco eléctrico es una herramienta de seguridad que se coloca en un perímetro determinado para proteger personas o instalaciones. Consiste en la colocación de un alambrado conectado a un generador de alto voltaje para evitar el ingreso inapropiado de personas a través de él.

Estos dispositivos pueden ser usados también en el aislamiento de rebaños de animales en una granja. También existen recintos penitenciarios donde se utiliza esta tecnología para mantener custodiados a los reclusos.

¿Cómo funcionan los cercos eléctricos?

Los cercos eléctricos basan su funcionamiento en pulsos eléctricos de alto voltaje y baja corriente. Están diseñados para producir una descarga no letal a los individuos que intentan pasar sin autorización. A pesar de que la descarga no es potencialmente mortal, es muy agresiva e insoportable. Esto hace que el intruso se retire del cerco como un reflejo de su instinto de protección.

La fuente de energía debe ser preferiblemente un electrificador, también conocido como energizador. Este va conectado a la red de suministro de 220 voltios y por medio de un conjunto de componentes electrónicos regula la corriente y voltaje que recorrerá todo el cerco eléctrico.

Entre el alambrado y los postes suele instalarse elementos aislantes también conocidos como aisladores. Este aislante impide que los pulsos de alto voltaje, pasen a los muros o resto de la casa o edificación. La corriente eléctrica de la valla electrificada no es continua, se da por pulsos intermitentes.

Complementan el sistema los sensores de flexión y los aros o argollas. Estos elementos sirven para detectar el corte del alambrado o la presión ejercida sobre él. Se utilizan de forma independiente o combinada para aumentar el nivel de seguridad y fiabilidad del sistema.

Partes de un cerco eléctrico

Para la instalación de un cerco eléctrico se requieren los siguientes materiales e implementos:

  • Postes o soportes templadores e intermedios.
  • Alambre acerado.
  • Abrazaderas o pernos de amarre.
  • Batería de respaldo de energía.
  • Aisladores templadores e intermedios.
  • Energizador o electrificador.
  • Sensores de corte y flexión.
  • Aros de flexión.
  • Sirena (opcional).
  • Letreros de advertencia.

Cómo instalar un cerco eléctrico

Lo primero que debemos saber es que es un trabajo que deben hacerlo personas expertas. Se requieren conocimientos de electricidad para poner en funcionamiento un cerco eléctrico. Además se debe conocer el principio de funcionamiento de estos métodos de protección.

El proceso de instalación del cerco eléctrico empieza por delimitar la zona a proteger. Seguidamente se colocan los postes, el alambrado con sus aisladores y el electrificador.

También deben instalarse los aros y sensores de corte y flexión para dar aviso de un posible intento de incursión. Se procederá entonces a la colocación del alambrado eléctrico en las zonas más vulnerables de la propiedad.

Es importante verificar la conexión con la fuente de energía y que esta sea confiable y duradera. Asimismo se necesita una conexión eléctrica a tierra para todo el sistema; ésta se conectará en el energizador y en todos los postes del cerco eléctrico.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.