Termofusión

La termofusión es un método de soldadura de baja complejidad, rápido y sencillo para unir tubos y accesorios de polipropileno de alta densidad y sus respectivos accesorios. Las superficies de las piezas a unir se calientan hasta la temperatura de fusión y luego se unen aplicando presión, ya sea mecánica o hidráulica, según el tamaño del tubo y sin necesidad de utilizar elementos de unión adicionales.

Las superficies a soldar deben comprimirse contra el termoelemento con una fuerza que es proporcional al diámetro de la tubería y luego se debe disminuir hasta un valor determinado de presión, con el objeto de que las caras absorban el calor necesario para la polifusión.

Esta disminución provoca la formación de un cordón regular alrededor de la circunferencia, que esta relacionado directamente con el espesor del tubo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.