Impermeabilización

Impermeabilización es la acción de colocar un sistema aislante de protección, empleado para evitar la filtración y/o penetración de líquidos u otros fluidos hacia el interior o exterior de una estructura.

La impermeabilización de una edificación o estructura siempre debe hacerse como parte de un sistema empleando uno o varios productos de acuerdo al grado de protección deseado y el uso mismo de la estructura o edificación.

El objetivo de proteger las estructuras y edificaciones contra la humedad es por motivos de salud, estética de la construcción, evitar retrabajos y ampliar su vida útil.

Todas las construcciones tienen áreas que se deben impermeabilizar. No solo por la seguridad de la estructura, sino por la salud de sus ocupantes.

Lo primero que los constructores deben identificar son las zonas que necesitan impermeabilización y elegir el mejor tipo, pero ¿cuál es el mejor?

Se debe exigir a los contratistas que utilicen el mejor sistema dependiendo de las necesidades, por ejemplo:

Impermeabilización interior y/o exterior

Las estructuras o edificaciones se pueden impermeabilizar tanto del interior como del exterior o en ambos casos de acuerdo a las condiciones constructivas y grado de protección deseado.

             Internas                                      Externas

Impermeabilización interior-exterior

Estructuras y elementos que se deben Impermeabilizar

  • Cimentaciones y sótanos
  • Losas de pisos
  • Cisternas, tanques y albercas
  • Muros y fachadas
  • Áreas húmedas y jardineras
  • Techos y cubiertas

Tipos de impermeabilización

 Impermeabilización Rígida: Se clasifica como rígida por que se emplean materiales que cuando se secan totalmente, se endurecen o rigidizan. Ejemplo: Aplanados o estucos.

Impermeabilización flexible: Se clasifica como flexible porque se emplean materiales que son elásticos o de gran deformidad, capaces de absorber movimientos. Ejemplo: Impermeabilizante acrílico.

Todas las estructuras o edificaciones tienen zonas que deben utilizarse sistemas de impermeabilización rígida, flexible o combinación de ambas.

Usos de los tipos de impermeabilización

Se le denomina impermeabilización rígida a los sistemas que se utiliza sobre elementos que están diseñados para tener poco movimiento como:

  • Cisternas
  • Albercas
  • Muros y fachadas

Los materiales de este tipo de sistemas son rígidos como:

  • Morteros
  • Recubrimientos

Se le denomina impermeabilización flexible a los sistemas que se utilizan sobre elementos que están sujetos a fuertes movimientos de expansión y contracción o sobre grandes superficies sin juntas de control y expansión como:

  • Techos
  • Cubiertas
  • Terrazas

Los materiales de este tipo de sistemas son elásticos como:

  • Impermeabilizantes acrílicos
  • PVC
  • Otros

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.